Voy a engordar, y mucho. Y me da igual porque va a ser el aumento de peso más sano de la historia de mi vida.
Año y medio después de dejar de fumar y después de intentarlo un tiempo…¡estoy esperando un bebé! Es el momento más mágico de mi vida, un embarazo planeado y muy deseado, y quiero compartirlo con todos vosotros y gritarlo por fin a los cuatro vientos: ¡voy a ser madre!
Durante estas maravillosas semanas de silencio, mi bebé era un secreto totalmente nuestro y nos ha llenado de sonrisas internas y de una luz que solamente nosotros entendíamos. Personalmente, he disfrutado de un foco de felicidad íntimo y personal y ahora quiero hacerlo público a mi manera, en mi web y con cierta intimidad(para los que me leéis). Disfrutaré de cada fase que me brindará éste bebé que además tendré, cómo si se tratase de un regalo más…en navidad, pasaremos de ser una pareja a ser un trío(más mi perrita Milagros), una célula familiar completa con animal de compañía incluído, una imagen que nos llena de ilusión a mi pareja y a mí.
Hace mucho tiempo que quiero ser madre, entiendo la maternidad como una opción, no una imposición. La vida se toma su tiempo, pero el momento de la maternidad ya está aquí y me hace sonreír y llorar de felicidad a partes iguales, son kilos y kilos de felicidad los que siento. ¡Por fin una noticia de peso en mi vida! Creo que ser madre, para mí(entiendo que no para todas), va ha ser el paso más grande que voy a dar para ser una mujer con súper poderes, una auténtica SUPER – WOMAN.
Por cierto, a los que echáis de menos mis recetas en las redes sociales, me te mo que desde que me embaracé tengo unas nauseas importantes que me impiden cocinar y mucho menos hablar de comida. Así que paciencia, que volverá la Llasera cocinillas pero más adelante, cuando me apetezca comer algo más que una galletita salada o una pieza de fruta.
Un beso enorme a todos los que os alegráis por nosotros,
Tania Llasera